¿El cliente siempre tiene la razón?

¿El cliente siempre tiene la razón? Sí, pues es la razón primera y última de tu existencia como vendedor, como negociante, como empresario, pues Sin el cliente no tiene sentido tu profesión mercantil, cualquiera que sea, así que matricular en estos cursos de atención al cliente es cardinal para el éxito y la prosperidad de tu negocio. Gracias a los conocimientos que recibirás podrás identificar y lidiar con los clientes complacidos, satisfechos e insatisfechos, donde los primeros son aquellos que percibieron que el desempeño de la empresa, el producto y el servicio han excedido sus expectativas. Esto genera una afinidad emocional con la marca, no solo una preferencia racional, generando una gran lealtad de los consumidores. Para mantener tales clientes en este nivel de satisfacción, se debe superar constantemente la oferta mediante un servicio personalizado que los sorprenda cada vez.

Los clientes satisfechos son aquellos que percibieron la empresa como coincidente con sus expectativas, y se muestran poco dispuestos a cambiar de marca, pero puede hacerlo si encuentra otro proveedor con una alternativa mejor. Si se quiere elevar su nivel de satisfacción se deben planificar e implementar servicios especiales que puedan ser vistos como un plus inesperado y muy ventajoso.